Identidad corporativa

La identidad corporativa de una empresa o marca, se define como un conjunto de atributos y valores que toda empresa posee: su personalidad, su razón de ser, su espíritu o alma… La imagen que refleje la empresa a través de la personalidad, la hará identificarse entre las demás, y colocarse en mayor o menor escala.

La identidad corporativa no son solos los logotipos y símbolos, estos son solo referentes visuales.
La elección de los colores y símbolos, el estilo, la tipografía, un folleto de prestigio, son signos visibles de una organización.
Una identidad corporativa bien realizada no es un simple logotipo. Es necesario mantener una coherencia visual en todas las comunicaciones que una empresa realiza; folletos, papelería, páginasweb, etc.
La identidad corporativa de una empresa es su carta de presentación, su cara frente al público; de esta identidad dependerá la imagen que nos formaremos de esta organización.

Todas las empresas, aunque no comuniquen nada, emiten contínuamente mensajes a su alrededor. La imagen visual es uno de los medios prioritarios, que más utilizan las empresas para transmitir y manifestar su identidad, monstrándola al público.

Es un concepto relacionado de una forma muy estrecha con la cultura empresarial. La imagen corporativa debe ser consistente con el posicionamiento de producto o de los servicios que ofrece la compañía o la marca. Cualquier incongruencia entre la imagen corporativa total y las posiciones de las ofertas individuales del producto será confusa para los clientes potenciales y tenderá a reducir la rentabilidad del negocio.

El nombre corporativo y el logotipo deben también ser coherentes con la imagen corporativa general. Asimismo ocurre con los temas publicitarios y con los socios de la distribución: también deben ser consistentes con su imagen corporativa total.

Una imagen corporativa acertada debe también ser creíble. Es decir, la imagen debe estar relativamente cerca de sus comportamientos reales para resultar creíbles. Es un vehículo que da una proyección coherente y cohesionada, de una empresa u organización, una comunicación visual sin ambigüedades.

¿En qué casos una empresa necesita Identidad Corporativa?

– Cuando una nueva empresa u organización se pone en marcha

– Cuando una empresa u organización se ha fusionado con otra

– Cuando una empresa diversifica su gama de productos

– Cuando una empresa toma conciencia que debe modernizarse

– Cuando una empresa ofrece servicios y productos muy parecidos a los de su competencia

– Cuando los productos son más famosos que la empresa.

– Cuando una empresa tiene cambio de directorio o dueño por consiguiente, comienza un nuevo orden

– Cuando una empresa es identificada con demasiados elementos y debe integrar su impacto.

Los beneficios de la Identidad Corporativa se traducen en un aumento de la reconocibilidad de la empresa u organización, mayor confianza de los empleados o voluntarios de la empresa u organización, en un ahorro de costos por estandarización y en un aumento del conocimiento público de una empresa u organización. Y por sobre todas las cosas nos dice, nos habla, del estilo que tiene cada empresa

En di-zen! diseño gráfico y publicidad potenciamos tu imagen.